Saltar al contenido

Valle de Hecho

El valle de Echo se encuentra paralelo al valle de Ansó, con la diferencia de que el valle de Hecho se encuentra en la cuenca del rio Aragón subordan.

Una carretera de montaña une estos dos Vallés no como el otro merecen ser visitados por el turista. Entre las capitales de ambos valles, hecho y Ansó, siempre ha habido una gran rivalidad en cuanto a belleza abolengo y fidelidad a sus antiguas tradiciones.

Hecho tiene un relieve más abrupto y cuenta con grandes formaciones rocosas. Los aficionados a la escalada y el montañismo pueden practicar deportes en plena naturaleza y a la vez disfrutar de los paisajes que nos ofrece este bonito valle.

Su asentamiento está encajado entre las sierras de los dos ríos Maito Estina y Luesia.

A diferencia del valle de Ansó, en el valle de Hecho se habla otra variante de la fábula denominada el cheso. Este territorio formó parte del condado de Aragón. También fue tránsito de gente y enseres hacia Francia (galias) en tiempos de los romanos. Todavía se conserva una calzada romana a la altura del puerto del palo y vestigio de ella es el puente romano conservado en Puente la Reina. El primer pueblo que nos encontramos a la entrada del valle.

En el corazón del Valle también se encuentra el Monasterio de San Pedro de Siresa, que durante los años del esplendor político y militar del poder musulmán conservo la liturgia visigoda.
La vía romana que atraviesa el valle de Hecho y que partía de Cesaraugusta, y que cruza el Pirineo por El palo hasta lo que es hoy Lescun, ayudo a la comunicación y dio paso al arte que se puede apreciar en este monasterio.

La forma de vida de muchas familias del Valle es la ganadería y el pastoreo, aunque ya de un tiempo atrás el turismo es otra de las fuentes de riqueza de este valle.

Debido a la defensa de los ganados, paradójicamente, la extinción del oso en el valle fue llevada a cabo por el gran número de ejemplares que había. En el mes de junio durante muchos años se seleccionaban 18 cazadores para que batiesen los montes en busca del oso. Las cacerías fueron muy eficaces, pero lo peor de todo, muy trágicas, la extinción de cualquier animal es un impacto ecológico realmente trágico y en este valle sucedió con el oso.

Este valle también cuenta con refugios de montaña como los de:

  • Refugio de Gabardito
  • La mina
  • Sabucar
  • Solana de Buxe
  • Forestal de Acher
error: Contenido Protegido !