Saltar al contenido

Valle de Tena

El río Gállego (Gállicus, el que viene de Francia). En sus tramos bajo y alto, respectivamente, ejerce como eje de las comarcas del Valle de Tena y del Serrablo.

De Biescas hacia arriba se extiende el Valle de Tena. Es un paraíso para los amantes de la alta montaña y de cuántas actividades deportivas relacionadas con ella se quiera practicar; sin perjuicio de aprovechar las termales aguas del balneario de Panticosa o, simplemente contemplar el paisaje. Tena termina donde acaba Aragón y España, ya que hace frontera con Francia, con el valle de Portalet. Y desde Francia, el majestuoso pico del Midi d,Ossao vigila e intenta atravesar la raya fronteriza.

El Valle de Tena es muy conocido por los amantes de la montaña. En él se encuentran las estaciones de esquí de Formigal y Panticosa, y también el Balneario de Panticosa entre otros muchos pueblos, como Biescas, Tramacastilla, Escarrilla, etc.

Reino de la alta montaña granítica, el Valle de Tena o Valle tensino se caracteriza sobre todo, por poseer el conjunto lacustre más amplio del Pirineo aragonés. Cincuenta ibones o lagos de altura, almacenan el agua en la cuenca de antiguos glaciares cuaternarios, reducidos hoy a neveros colgados en las vertientes de las cumbres más altas.

El embalse de Bubal no es una muestra de estos lagos. Las aguas del gallego fueron represadas de forma artificial para sacarles el mejor partido, al igual que sucede un poco más arriba, en Lanuza. En este singular paraje, y sobre un escenario flotante, tiene lugar el Festival de Pirineo Sur, que se celebra anualmente en el mes de julio.

Mirando al embalse de Bubal, colgado en la sierra de La Partacua, está Piedrafita de Jaca (1242 metros).
Un camino entre árboles conecta al pueblo con Tramacastilla de Tena, pequeña aldea pirenaica de bella estampa. Desde el Cabezo de Santa Marina se contempla una lista extensa de las montañas circundantes. Hay una iglesia románica con un retablo renacentista dedicado a San Martín. A Tramacastilla se llega también por carretera.

Buen mirador es igualmente, Hoz de Jaca, a la sombra de la Peña Sabocos. Desde aquí existe la posibilidad de observar el vuelo de águilas reales y buitres quebrantahuesos.

El río Gállego (Gállicus, el que viene de Francia). En sus tramos bajo y alto, respectivamente, ejerce como eje de las comarcas del Valle de Tena y del Serrablo.

De Biescas hacia arriba se extiende el Valle de Tena. Es un paraíso para los amantes de la alta montaña y de cuántas actividades deportivas relacionadas con ella se quiera practicar; sin perjuicio de aprovechar las termales aguas del balneario de Panticosa o, simplemente contemplar el paisaje. Tena termina donde acaba Aragón y España, ya que hace frontera con Francia, con el valle de Portalet. Y desde Francia, el majestuoso pico del Midi d,Ossao vigila e intenta atravesar la raya fronteriza.

error: Contenido Protegido !