Saltar al contenido

Valle de la Garcipollera

El nombre de Garcipollera corresponde al Vallecito regado por el río Ijuez. Es según algunos estudiosos la primitiva valle de Cepollaria, valle de las Cebollas.

Tres de los cuatro pueblos que hay están abandonados. Solo queda gente en Villanovilla. A poco de tomar la carretera en Castiello de Jaca, se pasa por encima del ferrocarril de Canfranc. Viene después una explotación ganadera estatal. El asfalto se acaba y la pista gira hacia el norte atravesando un puente sin pretil sobre el arroyo, cuyas aguas lamen el firme en épocas de crecida. Ha de cruzarse si se quiere ir a la iglesia de Santa María de Iguacel.

Se considera esta iglesia como la primera muestra del románico europeo en el Alto Aragón. Su aspecto actual corresponde al que adquirió en la restauración hecha en 1072 por el Conde Sancho Galíndez. Es decir, que antes había ya un antiguo santuario dedicado a la Virgen María en ese mismo lugar, conocido entonces por Iuozar. La fachada sur es la parte antigua de mayor interés (siglo X).

Se ha reconocido en Iguacel un reflejo del arte de la catedral de Jaca

error: Contenido Protegido !